Responsabilidad histórica de ser vanguardia

SER DRAGÓN es: Innovar constantemente, buscar sin límites, aprender imaginando y saber que no hay imposibles para un espíritu creativo.